Category Archive Nombres de prostitutas

Byviolencia de genero prostitutas comer vagina

Violencia de genero prostitutas comer vagina

violencia de genero prostitutas comer vagina

Nadie piensa en la demanda real de sexo. Esta es la gran preocupación de todas: Cómo le van a comprobar a usted, con evidencias, que a usted se la estaban comiendo. Mariela, una compañera suya, lo reforzó con risas: Los mecanismos de control sobre todas las actividades sexuales que multaría la ley, de ser aprobada, todavía son inciertos.

Sino que van a decir: Lo sabe Cristina, que ejerce su trabajo de forma itinerante en diversos puntos de Chapinero: Y Juliana, otra de las chicas del Santa Fe, lo enuncia de forma muy cruda: Como si no culiaran. Laura coincide en la existencia de ese escenario potencial: Es solo ponerse una cita y ya, que pase lo que sea. Para las prostitutas con las que hablamos, no es tan así. Las rutas que encaminan a las personas hacia el trabajo sexual son diversas.

De esa diferencia parten muchas de las inconformidades. Como si estuviéramos enfermas, como si tuviéramos dislocada la vagina. Me mostró una foto y al compararla con la persona que tenía al frente, eran dos personas totalmente diferentes".

Cuando conocí a una mujer a quien llamaré Ana, para proteger su identidad, me sorprendió lo joven y llena de vida que se veía. Había salido de Sudamérica con destino a Inglaterra en la primera década de Una prima que vivía en Londres la había invitado y ella no dudó en aceptar, quería escapar de un familiar que había abusado sexualmente de ella.

Cuando llegó a Reino Unido, no contaba con el visado necesario y se tuvo que ir a Francia. Allí estuvo unos meses hasta que su prima mandó a un "amigo" a buscarla. Me asusté mucho", me cuenta. El plan del sujeto era intentar entrar a Inglaterra vía marítima, a través de Dover, ciudad costera del sur del país.

Agarró mi pasaporte y me dio otro ". Tienes que decir que te llamas así y le mostró el nombre que aparecía en el documento.

Apréndete tu nombre completo y la fecha de nacimiento. No te pongas nerviosa '. No sabía qué hacer", me cuenta. Ya en territorio inglés, Ana debió esperar por el hombre que la llevaría a donde estaba su prima. Te va a tocar empezar a trabajar. Vas a hacer todo lo que yo te diga. Él le entregó todos los documentos de la joven y se fue.

Mi prima sacó unos teléfonos y una libreta y los puso sobre la mesa. Era como si todo hubiese estado escondido". No hay forma de escapar ", le dijeron. Las muchachas escondieron a Ana en el baño porque le dijeron: Me explicaban lo que iba a tener que hacer y me decían que debía hacer cosas aunque no quisiera porque si no las hacía los hombres me iban a golpear. Cada hombre que salía de la habitación le decía a su prima con quién había estado.

Cada chica tenía un nombre. Ana recuerda que el primer hombre que le tocó estaba muy borracho y se quedó dormido, el segundo la golpeó porque " yo no me dejaba ". Las chicas me daban cosas para el dolor", cuenta casi a punto de llorar. Mi prima las sacó y me quedé sola en esa casa". Yo le decía a mi prima: Era una fila enorme, me acuerdo que cuando abrían la puerta del cuarto, yo veía a varios", me dice con un tono de rabia contenida.

Tenía que aceptar que lo hicieran por donde ellos quisieran". Ana recuerda que fue llevada a otras casas, siempre custodiada y en automóviles. Y siempre terminaba igual: Y es que de acuerdo con los expertos, esa es una de las estrategias de las redes de explotación sexual: Recuerda que su prima le decía: Ana pudo salir de esa red en parte porque estableció una relación con un amigo de su secuestradora que no sabía lo que estaba pasando.

La autoridad la tienen el propietario, lo que significa que él decide quién entra y quién no. No cualquiera puede hablar con las mujeres. Las mujeres no son libres. En los burdeles las mujeres no tiene libre determinación.

No tienen derecho a hablar o a hacer demandas. Son como lo describe Manfred Paulus: Las mujeres se encuentran en una relación completamente asimétrica frente a los hombres: No practican sexo seguro, no pueden poner límites ni negociarlos.

No tienen poder para hacer cumplir sus demandas. Por 30 euros hacen todo lo que los puteros quieran. Los ingresos procedentes de su actividad van a familia en su país de origen.

No sólo se liberan de la opresión de un proxeneta extranjero sino que se tienen que separar de su propia familia.

La prostitución, así como opera actualmente en su mayoría en Alemania es, en realidad, peor que la prostitución forzada ya que el tratante de personas no es un desconocido sino la propia familia. Lo que significa que las mujeres deben atender hasta 6 puteros antes de lograr ganarse un euro.

Las tarifas planas de los burdeles van contra la dignidad humana. La violencia contra las mujeres prostituidas se ha elevado gracias a ella. Mientras en el extranjero esto es indignante y visto como tortura, en Alemania se ha convertido en algo normal.

Aquí un par de ejemplos [7]:. Hay un estudio científico de la doctora Anna Wolff del año , que da una mirada al estado de salud con énfasis en las enfermedades de transmisión sexual [8]. Reinan condiciones de trabajo desastrosas: Viven en un mundo paralelo sin derechos y sin salida al mundo exterior.

Maximización del beneficio y bajo costo, etc. Los horarios de trabajo son peligrosos para la salud: Muchas mujeres viven como nómadas en Alemania. No tienen un lugar fijo de residencia y son trasladadas de un burdel a otro para ofrecer variedad a los compradores de sexo. La Organización de las Naciones Unidas quiso hacerse aconsejar en asuntos de prostitución y sus preguntas fueron: Mi respuesta fue que es completamente absurdo hablar de derecho reproductivo en tal contexto.

Las mujeres embarazadas actualmente son muy buscadas por los compradores de sexo. Ellos quieren sentir el cuerpo del niño dentro de la mujer durante el sexo. Por esto son tan frecuentes los abortos tardíos en el extrajero o las mujeres entregan en libre adopción al niño poco después del parto. Para servir a ese mercado el objetivo es embarazar nuevamente a las mujeres tras el nacimiento del niño. El estrés y la situación emocional de las mujeres embarazadas durante el ejercicio del sexo como en una línea de montaje no solo es perjudicial para la futura madre sino para el desarrollo del niño en el vientre materno.

La violencia no solo tiene lugar en la prostitución. Las mujeres tampoco tienen protección fuera de ella: Viven violencia psicológica a través de las miradas despectivas y la exclusión de la sociedad. La sobreviviente alemana de la prostitución, Marie, lo describe así [10]: Para trabajar en la prostitución, sobrellevar los olores de hombres desconocidos y sentir su piel sobre el propio cuerpo, una mujer tiene que sobrepasar todos sus límites.

Para posibilitar que una persona extraña penetre el propio cuerpo es necesario desconectar funciones naturales, que de otra forma serían inevitables: Solamente bajo la condición de una disociación patológica es posible el uso de la vagina como un instrumento de trabajo libre de sensaciones. En Alemania no hay controles de salud y prevención para mujeres en situación de prostitución. Debido a esto hay muy pocos datos recogidos sobre los efectos de la prostitución.

Por lo tanto las mujeres han sido entregadas a un medio violento y perjudicial. Los estudios de Schröttle y Müller del prueban un alto consumo de medicamentos: Hace poco hice acompañamiento a una mujer a quien el comprador de sexo le introdujo clavos en la vagina.

Su comentario al respecto fue: A menudo los centros de consejería y la policía no entienden qué significa disociación y qué formas puede tomar. Una de mis colegas, que trabaja con un programa de salida de la prostitución, me dijo que solo algunas pocas mujeres logran salir. Es solo una cuestión de tiempo hasta que eso pasa. Algunas lo soportan por años y afirman: Se expande una gran desesperanza dentro de ellas. Lo mismo informa Jana Koch-Krawcak cuando, como trabajadora social, va al burdel.

Allí se encuentra con mujeres desvalorizadas, que han perdido completamente el contacto consigo mismas. Reaccionan con miedo o con apatía. Parece obvio que necesitan cualquier cosa menos sexo. Yo era muy joven, no conocía nada, me dejé llevar por un sueño, una ilusión, por escapar de mi realidad".

Para que yo le esté contando esto a usted es porque lo he superado un poco. Es la realidad, cruda, dolorosa ". Para que la explotación se haga efectiva los tratantes deben recurrir a la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas.

Los medios para llevar a cabo estas acciones son la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad". Muchas de las que vienen a pedirnos ayuda, llegan por otras razones. Cuando nos empiezan a contar sus historias y les empezamos a hacer preguntas, es que nos damos cuenta que fueron víctimas de trata.

Pero ellas no lo reconocen como tal". Ellas nunca se ponen ese sello y es porque no tienen información sobre lo que es la trata".

Si a ti te preguntan: No siempre son forzadas por un extraño o una empresa que les promete el trabajo soñado en Europa y cuando llegan les quitan los papeles, las encierran y las obligan a hacer trabajo forzado o a la explotación sexual", señala Aude. Se hacen amigos y después novios. Y es que esa versión de su historia migratoria: O si te preguntan: Una vez la mujer entiende que ha sido una víctima de trata, es extremadamente difícil hacer que denuncie su caso a las autoridades, indica Aude.

Porque quieren regresar a sus países. El hombre se la entregó a unas personas que la metieron en una casa y la obligaron a prostituirse.

Había venido a mi pueblo, conoció a mi familia , a mi padres", le decía la joven a Aude. Sus estadísticas se refieren a las " víctimas potenciales de esclavitud moderna" que llegaron a ese programa e incluye casos en proceso de investigación.

Sin embargo, organizaciones de derechos humanos explican que son casos de personas que han sido referidas a ese programa porque hay suficientes razones para creer que han sido víctimas de trata. Entre y septiembre de , el NRM reportó que la mayoría de víctimas potenciales de trata provenían de Albania, Vietnam y Nigeria. De América Latina, se registraron 22 casos: Y estaban relacionados no sólo con explotación sexual, sino con servidumbre doméstica y explotación laboral.

Calcula que en ese periodo conoció a unas 15 mujeres que llegaron al país como víctimas de trata. Casi todas las mujeres que he conocido que han sido víctimas coinciden en un punto: Fueron obligadas a tener identidades falsas con pasaportes de España, Bulgaria, Hungría".

Las cifras con las que se cuentan no necesariamente reflejan la cantidad real". La promesa era un engaño para secuestrar a la joven de 16 años y meterla en una red de prostitución. La enfermedad hizo que sus captores la empezaran a usar para transportar droga y por eso la arrestaron en Reino Unido. Muchas fueron amenazadas con que si no cumplían las órdenes, sus familias en sus países sufrirían las consecuencias".

Cuando las traen a Inglaterra, es como el premio para la mafia. Pues, aseguraban, "las mafias las encontrarían y les cobrarían no sólo el cargamento de droga que las autoridades les incautaron sino 'la deuda' que habían contraído por venir a Europa". Andrew Boff es miembro del Partido Conservador e integra la Asamblea de Londres, un órgano electo que "examina las decisiones y acciones" del alcalde de esa ciudad y su gobierno. Boff explica que tuvo acceso a información del centro dedicado a los casos de trata de personas en el Reino Unido UKHTC, por sus siglas en inglés: United Kingdom Human Trafficking Centre sobre la situación en Londres en y no encontró referencia a latinoamericanos.

Eve Ensler se ríe todavía de la cadena de televisión por cable CNN que consagró 10 minutos a la obra sin decir el título entero de Los monólogos, mientras que CBS decidió tolerar el uso de la palabra durante la semana, pero no el domingo.

Ella ha conseguido imponer la vagina en los carteles, y en letras grandes. Los monólogos nació en en Nueva York, en lofts, antes de que aceptaran la pieza en un pequeño teatro del Soho. A lo largo de seis años, la obra se ha traducido a 26 idiomas y se ha representado en una treintena de países. No le molestó irse de Estados Unidos.

El clima posterior al 11 de septiembre de , el patriotismo agresivo, hace que se pregunte "qué le ha ocurrido a este país", que ella ya no reconoce.

Pero Eve Ensler no sólo escribió Los monólogos. Ha convertido la obra en una causa humanitaria, un movimiento internacional, el Día V: V de vagina y de victoria, pero también de violencia.

Empecé a sufrir una pequeña depresión".

violencia de genero prostitutas comer vagina Eve Ensler no marca diferencias entre el arte y el movimiento social. Para servir a violencia de genero prostitutas comer vagina mercado el objetivo es embarazar nuevamente a las mujeres tras el nacimiento del niño. Las chicas me daban cosas para el dolor", prostitutas en javea prostitutas en corea del norte casi a punto de llorar. Laura lo resume así: Eve Ensler se ríe todavía de la cadena de televisión por cable CNN que consagró 10 minutos a la obra sin decir el título entero de Los monólogos, mientras que CBS decidió tolerar el uso de la palabra durante la semana, pero no el domingo. Me mira a los ojos y me dice: Boff explica que tuvo acceso a información del centro dedicado a los casos de trata de personas en el Reino Unido UKHTC, por sus siglas en inglés:

About the author

violencia de genero prostitutas comer vagina administrator

so far

violencia de genero prostitutas comer vaginaPosted on10:12 pm - Oct 2, 2012

Unfortunately, I can help nothing. I think, you will find the correct decision.